Urantia Ecuador

Elevando la Percepcion Espiritual

Historia de los Escritos de URANTIA

 

http://www.freeurantia.org/HISTORIA_DE_LOS_ESCRITOS_DE_URANTIA1-3.htm

© Ángel F. Sánchez Escobar

 

(REVISADA Y ACTUALIZADA

 


Larry Mullins y los escritos de Urantia

 

Larry Mullins tenía razones más que justificadas para escribir su libro Historia de los escritos de Urantia. Existía una necesidad imperiosa, por un lado, de reordenar los acontecimientos y circunstancias que llevaron a la aparición de estos escritos dentro de un marco de objetividad histórica y, por otro, de abordar las anomalías existentes en la interpretación oficialista respecto a sus orígenes.

 

Todo el mundo sabe que una historia es el relato de acontecimientos que se suceden unos a otros en el tiempo, y los cronistas urantianos han narrado la historia de los escritos sin mayor desacuerdo. Pero una historia es mucho más que un simple catálogo de acontecimientos dispuesto en un cierto orden. Los acontecimientos mismos deben estar conectados crono-lógicamente, y es en este sentido donde surgen las divergencias entre esos cronistas. No resulta fácil dar el paso desde la localización de los textos hasta su interpretación.

 

Además, narrar una historia con objetividad conlleva seguir una serie de pasos. En primer lugar, el historiador necesita encontrar datos en los que basarse —que no tienen por que reducirse a textos escritos—. Obviamente, hay algunos más valiosos que otros; es decir, hay fuentes primarias y secundarias. Saber confirmar esos datos es también una parte importante de la investigación histórica. Mullins ha llevado a cabo esta fase empírica al haber encontrado y validado testimonios textuales, y al haber excluido fuentes secundarias inconsistentes. Pero, al hacer esto, descubrió otros textos e interpretaciones tendenciosos y sesgados.

 

Basándose en esos testimonios textuales, el autor pasa a la segunda etapa de la investigación histórica, a la de la interpretación de los datos, logrando así establecer conexiones más lógicas y significativas entre los acontecimientos que llevaron a la aparición de los escritos. Como cualquier otra narración, la que Mullins nos presenta está abierta al análisis y a la discusión; si bien, las conexiones que realiza a la luz de pruebas documentales tienen sentido y resultan lo suficientemente convincentes como para que la comunidad urantiana pueda aceptarlas, sin muchas reticencias, como válidas.

 

Hay muchos urantianos, a ambos lados del Atlántico, que han sufrido las consecuencias de una interpretación oficialista y sesgada de los acontecimientos que llevaron a la autoría, materialización, y diseminación de los escritos, y que la encuentran inaceptable. Se trata de una interpretación indocumentada y poco solvente que ha llevado a engaño a muchos miembros hispanohablantes de la comunidad urantiana. Esto significa que la difusión en distintos idiomas de este libro no será del agrado “institucional”, pero no hay dudas de que por su exposición lógica, por su versión plausible, bien razonada y convincente de los hechos, habrá muchos lectores que abrirán sus ojos a la realidad.

Ángel F. Sánchez‑Escobar

 


Urantia Documentos

           

                

COMO LLEGARON LOS DOCUMENTOS DE URANTIA

Por Webster Stafford
Traducción de Aníbal Pacheco


Nota: Este documento fue reimpreso a partir de una  fotocopia del original. Este tenía una nota de papel adosada, en la cual se lee: "nos lo envió Joseph Crossen, Morrestown, N. J. quién le recibió de Rev. Benjamín Adams, San Francisco, en la casa de Dr. Earl Douglass, Princeton, N. J." La nota esta fechada 7/5/63 pero hay ninguna indicación de la fecha en que la historia en sí fue escrita.


Aproximadamente en el año 1924 Dr. “S” escribió a su hijo que ya que la familia no tenía religión en particular o afiliación de iglesia, sería un programa deseable para ellos de invitar a sus amigos que tuvieran las mismas ideas sobre religión y ética y que mantuvieran un foro abierto de discusión cada domingo aproximadamente de tres a cinco. Este programa fue llevado a cabo y en ese momento comenzó a reunirse un grupo de personas cada domingo en la casa del Dr. “S” en Chicago y fue también el comienzo de la sociedad.

Este grupo, sin ninguna publicidad, se reunía y discutía sobre religión, ética, filosofía y temas relacionados durante un periodo aproximado de seis meses a un año antes del inicio de la propia revelación. La historia de la revelación es como sigue:

Una noche aproximadamente a las dos de la mañana, Dr. “S” fue llamado a otro apartamento en el mismo edificio por una señora joven cuyo marido estaba con catalepsia. Durante el examen, el doctor y su esposa,  quien también era médico y cirujano, fueron incapaces de diagnosticar la situación o sacar al hombre de la catalepsia. A la mañana siguiente de esta experiencia, el paciente fue llevado a la oficina del doctor, quien era psiquiatra, y su esposa quien también era médico y fue examinado completamente. El resultado  fue que este hombre parecía estar en una condición física y mental absolutamente normales y que no guardaba recuerdo alguno de los detalles de la así llamada catalepsia. Esta situación continuó durante aproximadamente medio año. La joven esposa se estaba volviendo histérica, pero desgraciadamente ni el psiquiatra ni la médico pudieron llevar más allá el diagnóstico sobre la causa o que hacer para detener las catalepsias.

Después de aproximadamente seis meses de esta experiencia, el paciente durante las catalepsias comenzó a hablar. Durante este periodo hubo, en resumen, una serie de experiencias en La voz no era su voz, ni era su dicción, ni su uso de idioma, frases e ideas. Eventualmente la voz indicó que él era un “estudiante en visita” a este planeta y las discusiones en ese momento comenzaron y se extendieron por más de dos años, durante los cuales se hicieron preguntas al “estudiante en visita” y las respuestas fueron dadas.

Debido a que el fenómeno era tan notable el psiquiatra invitó a varios de sus colegas para que observaran la situación. Las preguntas eran entonces todas contestadas y el procedimiento se volvió una experiencia común entre el psiquiatra, sus colegas y algunos de los miembros del foro del domingo quienes observaban el fenómeno y las inteligentes, exactas y muy notables respuestas a las preguntas que se propusieron. Las preguntas eran de todos los tipos y estilos y eventualmente el “estudiante en visita” declaró que él creía que los observadores no estaban tomando el tema “con bastante seriedad” y que sentía que él vendría en el momento que ellos tuvieran y formularan una lista de tantas preguntas cuando les gustara proponer y él les contestaría.

Como resultado de la situación el foro y los colegas del psiquiatra se agruparon e hicieron un total de cincuenta y dos preguntas y todas ellas excepto cuatro, las cuales fueron ignoradas, fueron rápidamente contestadas de la manera más exacta. La pregunta de una cura para el cáncer fue propuesta, pero la respuesta fue “que si esta cura fuera revelada, no lo sería a un individuo como el psiquiatra o sus colegas, sino que a algún médico prominente que hubiera gastado toda su vida en un esfuerzo por determinar la cura para el cáncer.” Debido a la obvia y natural incredulidad que involucraba este fenómeno y al hecho que el psiquiatra fuera una autoridad nacional en fenómenos psíquicos, un real escéptico en la materia y conocido nacionalmente por su escepticismo, él decidió poner al individuo que estaba sujeto a estas catalepsias y a esa voz rara que emanaba simultáneamente con las catalepsias a una prueba,-la cual en sus vasta experiencia durante un periodo considerable de años, el siempre demostraba el carácter falso de los fenómenos-, los cuales por otra parte podrían haber sido considerados de alguna manera una verdadera y exacta revelación.

Esta prueba era el uso de la hipnosis. Con el debido procedimiento, el hombre fue puesto en un estado de hipnosis y durante el interrogatorio el psiquiatra encontró que por primera vez en su experiencia como doctor, durante el estado de hipnosis el paciente recordaba con precisión cada incidente antes del inicio de la catalepsia, pero nada durante el periodo de las catalepsias y su memoria normal sólo se restauró al final de la catalepsia. El periodo real de la catalepsia producía una condición en blanco de la memoria. Esto convenció definitivamente al psiquiatra que él estaba tratando con un  fenómeno del cual no tenía conocimientos de como manejarlo.

A estas alturas, el psiquiatra sabía que estaba tratando con algo que lo bloqueó absolutamente y tomó la postura, de que ésta no era una verdadera y auténtica revelación. Sin embargo, la absoluta convicción de esto le llegó sólo con dolor después que más del material le fue presentado en una fecha posterior.

Se gastaron dos años en preguntas y respuestas antes que el material básico comenzara a llegar. Durante este tiempo, varios fenómenos raros sucedieron como que algunas de las respuestas o documentos sobre las preguntas, las cuales fueron contestadas en este periodo de dos años aparecieron en lugares misteriosos. Por ejemplo, a veces las preguntas se guardaban bajo llave en una bóveda y las preguntas desaparecerían misteriosamente durante la noche y unos pocos días después las respuestas a estas preguntas aparecidas en el lado inverso o en el espacio en blanco de las hojas del Western Union Telegraph.

Sin embargo, fue interesante notar que la escritura apareció justo arriba en el  punto en que la encuadernación sostenía a las hojas juntas en el cuaderno de tal manera que sería imposible para  la mano humana escribir en el reverso de una hoja en blanco en un cuaderno sin quitar el cuaderno de la encuadernación. Entonces, después de considerable discusión entre el “estudiante en visita” y los observadores o interrogadores sentados durante el periodo de discusión, el tema alcanzó un clímax en el cual el “estudiante en visita” les dijo a los oyentes que había sido instruido para decirles que había recibido permiso para darles por un periodo de tiempo, un número de tratados o documentos sobre varios asuntos y que ellos comenzarían ha entregarlos inmediatamente a ellos y que serían de beneficio para toda la humanidad.

Durante los siguientes 15 años o a hasta aproximadamente 1941, estos documentos aparecieron completando aproximadamente 200 e involucrando 2200 páginas. Las autoridades eran variadas en número y todas ellas eran seres divinos de varios tipos y estilos de autoridad y responsabilidad. Las palabras usadas fueron de un inglés de la más alta y fina calidad, incluso la dicción.  Luego comenzó por un tiempo de dos a cuatro años, un periodo de revisión, en el cual algunos de los documentos o capítulos fueron retirados. Se hicieron muchas correcciones, y muchos de los capítulos fueron vueltos a escribir. El material fue anunciado como para todas las razas y todas las religiones. El esquema general cubrió a lo siguiente siete temas:

1.      El esquema de ascensión–el cual fue claramente definido.

2.      Los Mundos de Mansión.

3.      Las Constelaciones.

4.      El Universo.

5.      El Superuniverso.

6.      El Mundo Perfecto–Havona.

7.      El Paraíso.

Es interesante conocer el carácter del individuo, el cual fue usado como la fuente para la voz del “estudiante en visita” y después, de las otras deidades. Él era un hombre que se había graduado de la escuela secundaria; que se había hecho a si mismo. Al principio su esposa estaba bastante histérica y no muy cooperadora. La ocupación del individuo era corredor de bolsa. Su educación, asociaciones anteriores y conocimiento nunca podrían cubrir algunas de las fases del material que se produjo en la revelación. Al final de cada catalepsia, él no tenía ningún conocimiento de la actividad que se había producido en esa ocasión del particular. La dicción no era su dicción. El lenguaje y contenido no eran definitivamente suyos. Algo del material original pasaron por algunas deidades quienes usaron el idioma inglés que había estado fuera de costumbre y uso por miles de años. Era el tipo de inglés, el cual tenía mucho tiempo de desuso.

Leyendo y examinando varias revelaciones, queda frecuentemente claro que su falta de éxito en el logro de la meta para la que fue planeado originalmente, que el fracaso fue debido a una cuestión de fe o la aceptación completa de la autenticidad del material de las fuentes o las fuentes del material.  Esto fue verdad no sólo en relación con la escritura automática, sino también con las otras formas de revelaciones. Por consiguiente, es interesante notar que en este caso en particular hubo varias cosas que han develado a ambos para producir un plan coordinado y además, alguno que se difundió con los fenómenos que no sólo podrían demostrar la autenticidad de la revelación, sino que también entregar una cantidad terrífica de fe.

 

Ellos fueron los siguientes:

 

1.   Fue bastante obvio que la agrupación de individuos de las tardes de domingo con el propósito de tener discusiones religiosas, éticas y filosóficas, fue para que de allí se formaran aquellos individuos que asistirían juntos en la recolección de materiales, sostener las discusiones y proponer preguntas.

 

2.   El segundo fenómeno fue que el muchacho cuya voz fue usada por el “estudiante en visita” no tuviera ninguna experiencia, educación o la asociación, por la cual pudiera identificarse con el material.

 

3.   Que el individuo que transcribió mucho de este material trabajara normalmente ocho horas en una oficina comercial y entonces frecuentemente trabajara durante toda la noche y aún permanecer fresco por la mañana como si ella hubiera disfrutado de un descanso completo normal durante la noche. Esto se extendió durante un periodo de varios años.

4.  El tercer fenómeno fue que la Deidad por nombre Tabamantia, una deidad celestial quien durante las anotaciones de una de las revelaciones, hizo una crítica del trabajo Celestial que se estaba haciendo en este planeta y en la misma ocasión, muchas otras Deidades Celestiales estaban también presentes. Al mismo tiempo de la llegada de cada uno de estas deidades, el joven en catalepsia, permanecía en su cama en apariencia calmado, era botado fuera de la cama de una manera muy llamativa. A semejanza de un terrible choque eléctrico. Durante el transcurso de la crítica, la cual era realmente observada en su grado de intensidad e indicaba que las Deidades Celestiales estaban substancialmente disgustadas con el progreso realizado o con el trabajo que estaba haciéndose.

5. El quinto fenómeno ocurrido durante el periodo de los quince años en los que el material fue producido. En este caso, a un pequeño número de individuos que estaba involucrado en el trabajo, se le dijo que estuvieran en un lugar específico en la orilla del Lago Michigan, en un momento particular, que les permitiría ver una *salida seráfica* Esto fue hecho por ellos, y vieron atravesando el cielo un cigarro de transporte encendido, en el que se suponía que estaban varias deidades y que eran transportadas a otro planeta o universo. Es bastante obvio que todos esos fenómenos fueron producidos para sostener la fe en la autenticidad de estos documentos; aparentemente fue muy bien planeado y muy bien ejecutado para anular los esfuerzos anteriores a la revelación, donde por la falta de fe, el evento era infructuoso.

 

Fe una gran cantidad de individuos quienes estuvieron envueltos en la producción original de esos documentos. Ellos o estaban envueltos en discusiones produciendo las preguntas a ser presentadas, o estaban envueltos observando los fenómenos debido a su carácter muy inusual. Estaban compuestos de amigos, médicos, ambos médicos, así como psiquiatras–todos ellos eran individuos muy inteligentes y, frecuentemente en una alta posición en su campo.

 

Durante la producción de los documentos por las varias Deidades, fue interesante notar que había una voz definida, dicción definida, que era muy fácil ver que un número muy grande de individuos colaboró en el esfuerzo.

 

En un caso, se anunció que uno de los documentos se entregaría unos días más tarde debido a que la deidad que fue fijada para producir el material no usaba el inglés, tomando entonces la materia por unos días más o menos para adquirir un conocimiento suficiente del idioma inglés para que el material pudiera escribirse. Fue interesante observar que cuando el material se entregaba, el inglés era casi tan perfecto como posiblemente pudiera ser. De todas maneras, el idioma es de un carácter muy perfecto desde su existencia a lo largo del mundo angloparlante actual. Las palabras son notables, la opción del inglés excelente, y yo dudo si cualquier autoridad en el idioma inglés discreparía con la declaración, que representa la pieza más fina de literatura inglesa actual.

 

El material involucró muchas revelaciones que cubren materias de astronomía, biología, física, química, y electrónica. Todas las materias de esta naturaleza se sometieron a científicos renombrados que verificaron, hasta donde ellos fueron capaces, cada idea para su autenticidad. En algunos casos, es verdad que lo “llevaron por sobre sus mentes”, pero hasta donde ellos pudieran racionalizarlo, lo encontraron completamente correcto, creíble, o probable.

 

                        ********************************

PORQUE CREO EN EL LIBRO DE URANTIA
Harry McMullan, III


Traducido al Español
Por La Asociación de Grupos
de Estudio del Libro de Urantia de Bogotá, Colombia
Carlos Zapata

  

"Primero permítanme decirles que muchos profetas y grandes hombres de la antigüedad desearon contemplar lo que ustedes ahora están presenciando, pero no fue posible para ellos."  -Jesús, El libro de Urantia, página 1807


Este es un importante folleto, o al menos un folleto acerca de un importante tema. Por favor, invierta unos pocos minutos para explorar lo que puede llegar a ser la gran aventura espiritual de toda su vida. Encontré en El libro de Urantia las más convincentes respuestas a las más antiguas preguntas: quiénes somos?, por qué estamos aquí? y cómo poder encontrar a Dios. Si desea tener una respuesta clara a estos temas, lea esto.

¿De qué se trata?

El libro de Urantia es un trabajo de 2.097 páginas, divididas en temas ordenados que conforman 196 documentos separados, los cuales proclaman ser una revelación dada y autorizada por seres espirituales. El solo hecho de que El libro de Urantia declare ser una revelación obviamente no es lo que determina que lo sea, mas bien lo es la experiencia de muchas personas que lo han leído y están en capacidad de sostenerlo. En otras palabras, no es una autoridad eclesiástica la que le da su veracidad, sino la capacidad de discernimiento interior de quien lo lee.

En cuanto a la parte conceptual, el libro comienza con la descripción de Dios y la relación de su labor con la vida en nuestro planeta, cubriendo en el proceso los elementos esenciales para nuestra carrera desde la vida aquí en Urantia (éste es el nombre cósmico de la Tierra) y durante todo el camino hasta cuando estemos ante la presencia personal de Dios, el Padre en el Paraíso, y aún más allá. Decir que El libro de Urantia está exquisitamente escrito es una expresión exageradamente moderada. Las 775 páginas que relatan solamente la vida de Jesús describen cómo fue presenciada por los seres celestiales, quienes declaran haber estado presentes para observarla de primera mano y colocan El libro de Urantia en el rango de la más fina literatura de la lengua inglesa. Desde su aparición en 1955, 325.000 copias se han distribuido alrededor del mundo. Además de la edición inglesa, está traducido en francés, español y finlandés y en proceso de elaboración en ruso, chino, danés y alemán.

¿Quién escribió El libro de Urantia?

33 seres celestiales son los autores que presenta el libro. El contenido del libro fue transmitido a un grupo en la ciudad de Chicago en los años treinta. El ser humano envuelto en la recepción material ha quedado en el anonimato, al parecer por sugerencia de los autores celestiales. El plan se concibió para que el mundo pudiera juzgar el libro por lo que es y no por lo que puede ser al asociarlo con el fenómeno de su recepción. Así, El libro de Urantia fue hecho para ser juzgado por la excelencia espiritual que inspira. Pero, naturalmente, los nuevos lectores frecuentemente se encuentran muy curiosos respecto a cómo apareció, y mientras existan especulaciones no encontrarán respuestas autorizadas. Sin embargo, con el tiempo, parece que los lectores van dando cada vez menos importancia al origen del libro, puesto que su contenido es lo que realmente cuenta en sus vidas.

¿Cuál es su contenido?

Muchos de los conceptos tratados en El libro de Urantia nunca antes habían sido escritos. El valor principal del libro, sin embargo, está en la manera comprensiva como expresa conceptos ya muy conocidos, presentados adecuadamente para iluminar el amor de Dios hacia cada uno de nosotros y nuestro lugar en su plan eterno. Estos conceptos están reunidos para dar una completa unidad filosófica y espiritual a nuestro entendimiento sobre el trato de Dios para con la humanidad. Algunos de esos importantes temas son:

* Dios. El Padre Universal es el creador eterno, controlador y sostenedor infinito de toda la realidad, la fuente y el destino de todas las personalidades y el corazón del gobierno en todos los reinos universales. No hay nada tan real como Dios; fuera del Padre no puede haber nada que pueda existir. El padre es amor vivo, una persona que nos conoce y a quien podemos conocer. El Padre mora en nosotros y en El nosotros vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

* Los universos. Las galaxias que vemos en una noche estrellada están llenas de planetas habitados, multitud de albergues de civilizaciones de billones de años. El universo evolutivo y después el universo central y perfecto son nuestro círculo de ascensión al Paraíso, el lugar de morada del Dios eterno en el centro de todas las cosas.

* Progreso sin fin. Dios tiene un propósito para cada mundo en todos sus ilimitados dominios y un plan para cada creatura en cada uno de ellos; un plan que comprende progreso ilimitado en el servicio eterno. Los mundos mortales materiales son las bases que a través de la fe y el servicio, abren el camino a inimaginables mundos de progreso intelectual y espiritual. Durante grandes períodos de tiempo, ascendemos pasando por incontables universos hasta que un día lleguemos ante el Padre en el Paraíso. Después, El nos asignará nuevas misiones en otra parte de su creación.

* Vida eterna. Dios tiene un plan de largo alcance para cada uno de nosotros, el cual comprende logros ilimitados, venturosos servicios y realización personal. Sin embargo, este plan es completamente libre de aceptación por nuestra parte. El Padre nos ha dotado a cada uno de libre albedrío para aceptar o rehusar todo o parte de este plan. El Padre Celestial ha dispuesto que seamos personas libres y todos los seres celestiales respetan la escogencia que hagamos, aún cuando tal escogencia sea destructiva para nosotros mismos. El infierno como un lugar, no existe; aquellos que rehúsen seguir por el camino de la vida simplemente dejarán de existir después de la muerte en la Tierra. Dios ama a cada uno de sus hijos (todos los hombres y mujeres) y desea que cada uno de nosotros sobrevivamos, dotándonos con su permanente ayuda y asistencia; sin embargo, tenemos la libertad de aceptarlo o no aceptarlo.

* Luz interior. El Padre Universal nos ha dado a cada uno un fragmento de su propio espíritu para que more en nuestra mente y nos dirija hacia El en la vida eterna. Cuando los propósitos en la vida de una persona llegan a ser completamente puros, cuando su fe es perfecta, él o ella podrán tener una fusión espiritual con esa chispa divina que mora en él o ella y a partir de ese momento llegar a ser uno con Dios. Tal fusión regularmente ocurre después de haber terminado la vida terrenal y es apenas el primer estado de revelación sin fin de la infinidad de Dios para quien fuera una vez un hombre mortal.

* Total sumisión a la voluntad de Dios. En la misma forma que aprendemos más acerca de la naturaleza amorosa del Padre, llegamos voluntariamente a creer en El, aún en los detalles más pequeños de nuestra vida, dándonos cuenta de cuán mejor comprende El nuestras necesidades de lo que nosotros mismos lo podemos hacer. Tal sometimiento a la voluntad del Padre no es un débil pacifismo, sino una disposición activa para buscar la guía, superar las dudas y actuar resueltamente. Si escogemos los deseos del Padre, El se revelará por medio de nosotros al mundo.

* La fe. Es a través de nuestra fe personal en la promesa de Dios que aseguramos nuestra correcta participación de la naturaleza divina. Debemos tener voluntad para dar a Dios todo lo que tenemos y somos; nuestro compromiso no debe tener reservas, puesto que ningún aspecto de nuestra vida se queda detenido. La fe es el precio de la vida eterna.

* Rectitud. Aquellos que pregonan amar a Dios pero, sin embargo, rehúsan vivir con altos parámetros éticos y morales, se engañan a si mismos. Una vida de integridad es el resultado inevitable de una vida interior consagrada a Dios. No nos salvamos porque seamos rectos, sino más bien si vivimos en armonía con los valores divinos, puesto que amamos a Dios y deseamos hacer su voluntad.

* Transformación espiritual. El antiguo camino para encontrar a Dios requería que el hombre se contuviera, obedeciera y se sometiera a unas reglas de vida. En el nuevo camino somos transformados primero por el Espíritu de la Verdad y, de esta manera, fortalecidos en el interior de nuestras almas por la constante renovación espiritual de nuestra mente y así somos dotados con el poder de la segura y gozosa actuación de la bondadosa, grata y perfecta voluntad de Dios.

* La familia universal de Dios. Todos somos parte de una gigantesca empresa que comprende incontables trillones de seres a quienes Dios está perfeccionando en también incontables mundos. Todos somos hermanos y hermanas en la gran familia universal de Dios y, por lo tanto, somos afectados por la acción de todos los demás miembros de la familia. El buen esfuerzo de cualquier miembro hace progresar a la familia, mientras que los errores de escogencia de la senda de luz de otros retardan el progreso de todos.

* Servicio. Una vida de dedicación al servicio de nuestros semejantes resulta inevitablemente al contraer el compromiso espiritual. Podemos ser socios de Dios ayudándolo a hacer de esta Tierra el lugar que El intenta que sea y ayudando con nuestro trabajo a la salud, sensatez y felicidad de la humanidad. Fuera del servicio a los demás, la vida es incompleta y sin sentido.

* Jesús de Nazaret. Una tercera parte de El libro de Urantia está destinado a la vida y enseñanzas de Jesús y es sin duda una poderosa contribución a nuestro entendimiento del libro. En él se muestra a Jesús como un Hijo divino de Dios, el creador del grande y extenso universo en el cual vivimos; existiendo otros Hijos divinos de Dios que mantienen similar relación con Dios el Padre Universal en otras partes del gran universo. Sin embargo, para nosotros, el Hijo de Dios, que se encarnó en la Tierra como Jesús de Nazaret, es, para toda intención y propósito, Dios. El vino a la Tierra para experimentar la vida como nosotros la vivimos, para así llegar a ser un gobernante más comprensivo y misericordioso, y para revelar el amor de Dios por sus hijos terrenales.

¿Es verdadero el Libro de Urantia?

Esta pregunta es legítima. Es importante que vivamos una vida plenamente productiva, aquí en la Tierra y no podemos hacer esto sin actuar en consonancia con la realidad. El libro de Urantia sostiene ser verdadero; declara describir la realidad tal como en efecto es. En conjunción con el espíritu del Padre que habita en nosotros, El libro de Urantia está encaminado a servir como una brújula cósmica para ayudar a guiarnos seguros a través de las perplejidades de la vida terrestre y más adelante en la vida eterna. Sin embargo, no es necesario creer que El libro de Urantia sea verdadero para poder beneficiarse enormemente de su lectura.

Criterios de verdad

Pensemos en los filósofos de la antigüedad: Platón, Aristóteles, San Agustín, Santo Tomás de Aquino, Spinoza, Locke, Kant, William James, Hobbes, Descartes; cada uno fue vital respecto a lo que es la verdad y cómo el hombre pudo conocerla. El siguiente es el análisis del autor de este folleto acerca de la validez de El Libro de Urantia con respecto a los criterios tradicionales de verdad, así como algunos nuevos:

1. Correspondencia con la realidad. Deduje que El libro de Urantia es verdadero porque las ideas expresadas en él están de acuerdo con la realidad externa y objetiva. No dudo que los hechos históricos y las verdades religiosas descritas en El libro de Urantia sean para un futuro próximo. Muchos de los planteamientos que se hacen en El libro de Urantia, sin embargo, tales como las relaciones que experimentaremos en los mundos más allá de esta vida, no podrán ser verificados, al menos por ahora. Estoy inclinado a creer en esas enseñanzas, no obstante, debido a que están asociadas con otras muchas que he podido verificar.

2. Consistencia en sí mismo. Una casa dividida se destruye a sí misma. Encuentro que los miles de detalles explicados en las dos mil páginas de El libro de Urantia, vistos desde varias perspectivas, corresponden notablemente. Es imposible para mí considerar que explicaciones tan consistentes no sean la revelación que dice ser El libro de Urantia.

3. Validación interior. El libro de Urantia enseña que el espíritu interior es el patrón de la verdad que cada uno de nosotros tenemos. Nuestro propio espíritu interior responderá a la verdad. No tenemos que depender de lo que los demás nos digan, sino de nuestra fe depositada en Aquel que ha dispuesto que tengamos su presencia en la mente cuando se trata de confirmar lo verdadero. Tuve una clara respuesta interior leyendo El libro de Urantia y esta experiencia mía ha sido confirmada por miles de otras personas.

4. Glorificación de Dios. Jesús anunció que aquel que busca su propia gloria habla para sí mismo, pero aquel que busca la gloria de Dios habla las palabras del Padre. En su totalidad, El libro de Urantia exalta a Dios como nuestro Creador, Padre y Amigo.

5. Credibilidad en la narración de la vida de Jesús. Puesto que ninguno de nosotros puede atestiguarla, no es posible desde nuestra experiencia personal afirmar o no si la vida de Jesús transcurrió como lo exponen El libro de Urantia o la Biblia. Sin embargo, los minuciosos detalles de la vida de Jesús de que da cuenta el libro imparten tan viva convicción de realidad espiritual como para llevar a muchos lectores a la conclusión de que Jesús, por lo menos, pudo haber sido como la persona descrita en El libro de Urantia. No concibo otra manera mejor para contar esta historia que como está dicha allí y, si no es así, ¿cómo pudiera ser?

6. Tolerancia y apertura. El libro de Urantia no pretende ser Toda la Verdad. Algunos grupos religiosos intentan colocar a sus seguidores aparte, cuidándolos para que no se contaminen con conceptos ajenos de otras fes. Pero, al contrario, El libro de Urantia alienta a sus lectores a estudiar las diferentes religiones del mundo, para buscar, apreciar y encontrar la verdad donde quiera que ella esté. El libro de Urantia muestra una actitud de considerable apertura para mejorar nuestros puntos de vista al máximo.

7. Conceptos profundos. Los conceptos presentados en El libro de Urantia y la forma como están expresados no tienen comparación en la literatura espiritual de la humanidad. En su carácter total, El libro de Urantia pone de manifiesto una innata excelencia de pensamientos, expresados clara e inconfundiblemente. No compromete sus mensajes a fin de hacer sus enseñanzas menos rigurosas y así hipotéticamente más aceptables. El libro está completamente inundado de sabor espiritual, predicando fe en Dios e induciéndonos para que dediquemos nuestra vida al servicio de los demás.

8. Ausencia de motivos innobles. Existen varias organizaciones de miembros independientes, sin ánimo de lucro, de los lectores de El libro de Urantia. No sé de alguna que tenga malos motivos o esté buscando dinero, fama, poder o engrandecimiento personal de alguna clase. La única ganancia de estos grupos de miembros es que su felicidad está en una relación más plena con Dios.

9. Pruebas con el tiempo. Todos hemos pasado por períodos de intensa fascinación con algo que parece llenar nuestras vidas. Solamente nos movemos hacia una cosa nueva después de haber estado expuestos de manera más amplia a una deficiencia latente en nuestro primer objeto de interés. En contraste, sólo raros lectores de El libro de Urantia dejan de serlo. Las enseñanzas del libro acerca de la fe en Dios y el servicio al hombre nunca llegan a ser anticuadas.

10. Testimonio de otros. Por supuesto usted conocerá a otros que leyendo El libro de Urantia han experimentado un cambio de vida. Si no ha sido así, este folleto es mi testimonio. Pero no acepte rumores, descúbralo por usted mismo.

11. Resultados de la lectura. El árbol puede ser juzgado por sus frutos; la verdad solo se hace viva cuando es demostrable en hechos transformantes de altos ideales. El libro de Urantia imparte una actitud dinámica y clara en su aplicación exitosa a la realidad. Las enseñanzas de El libro de Urantia, puestas en práctica, nos conducen a la verdadera realidad de Dios. El libro da seguridad espiritual en nuestro creciente conocimiento del amor y ayuda de Dios y nos guía claramente al encuentro del afecto del Padre. Miles de personas que han leído sus páginas han encontrado en ellas mayor sentido para sus vidas.

Relación con la Biblia

El libro de Urantia no está basado en la Biblia, pero es consistente con sus enseñanzas espirituales. Con respecto a la vida de Jesús, El libro de Urantia contiene muchísimos más detalles. Scholars estima que el Nuevo Testamento describe solamente 29 días separados de la vida de Jesús, mientras que la descripción en El libro de Urantia llena 775 largas páginas con la historia, día a día, del Hijo de Dios, quien vivió en la Tierra casi 36 años como el hijo del hombre.

El libro de Urantia y la Biblia están completamente de acuerdo en la defensa de las realidades espirituales de esperanza, fe, amor, gracia, vida eterna y todas las demás significativas enseñanzas espirituales. Sin embargo, me gusta señalar tres doctrinas donde El Libro de Urantia discrepa completamente de ciertas interpretaciones comunes hechas a la Biblia, a saber: la infalibilidad de las escrituras, el pecado original y la doctrina de la expiación.

Con respecto a la doctrina de la infalibilidad de las escrituras, El libro de Urantia enseña que todas las cosas que pasan a través de las mentes y manos de los hombres llegan a ser en mayor o menor grado humanas y que ningún libro, incluido El libro de Urantia, contiene la Verdad Final. Las revelaciones de la verdad, como la Biblia y El libro de Urantia, proceden de Dios, pero ninguna revelación se acerca a la del mismo Padre, la cual si sería la completa. Más aún, Dios no detuvo su revelación de si mismo a sus hijos terrenales en la primera centuria de nuestra era. Deberíamos honrar las escrituras sagradas de todas las religiones, pero sin cometer el error de cuasi-idolatría de hacer de ellas objeto virtual de adoración; algo que Dios nunca intentó hacer. Dios es la fuente de la verdad, no lo es un libro, la tinta sobre el papel, ya sea la Biblia, El libro de Urantia o cualquier otro escrito. Las realidades puede ser hecha viva en la medida que tiene conciencia en nuestra mente. Un libro puede ser una fiel representación de las más altas realidades, pero él no es la realidad misma; de otra manera, la verdad no puede ser un libro. El mapa de ruta no es el camino.

El libro de Urantia rechaza las doctrinas del pecado original y la expiación como una equivocada representación del amor del Padre celestial. Esas doctrinas asociadas sostienen que, como resultado del pecado de Adán, toda la humanidad llegó a ser maldita con la herencia de culpabilidad. Aún los bebés recién nacidos eran "hijos del demonio". Según esto, Dios deseaba perdonar al hombre, pero no lo podía hacer hasta que alguien completamente inocente pagara el precio del pecado de Adán. Según esto, la justicia de Dios requería que se vertiera sangre para que El pudiera olvidar el pecado y rescatara a la humanidad de las supuestas garras del demonio. Por esta razón, Dios arregló todo para que Jesús fuera sacrificado en la cruz a fin de que El pudiera recibir a la humanidad otra vez en su amor y gracia. El libro de Urantia, por el contrario, establece que fue la maldad del hombre, no Dios, la que llevó a Jesús a la cruz. También enseña que Dios tiene siempre amor para sus hijos en la Tierra y que nada puede separar a un individuo de Dios, excepto su propia y personal maldad - Jesús murió por la humanidad tal como vivió para ella, pero Dios no requirió que Jesús muriera en la cruz. Jesús no necesitó conmover el corazón divino del Padre celestial para que amara y perdonara a sus hijos terrenales. El Padre siempre nos ha amado y nunca nos culpa de los pecados ajenos.

¿Está relacionado con alguna clase de secta o culto?

El término "culto" describe peyorativamente un pequeño grupo religioso que parece tener prácticas religiosas exclusivas e inusuales y se mantiene separado de las metas comunes y prácticas del resto de la comunidad. Los devotos del culto siguen ciegamente a una figura autoritaria, carismática y oportunista, la cual, tarde o temprano, los inducirá a darle toda su fidelidad y aún sus pertenencias terrenales. Un evento apocalíptico es puesto usualmente justo en el horizonte, adicionando urgencia a los líderes inmediatos y con alguna frecuencia a llevado a tragedias indescriptibles.

Algunas veces tales cultos son "ocultos", significando con ello que sus enseñanzas son místicas y secretas. Como en el Gnosticismo de la era Cristiana primitiva, practicantes de lo oculto han creído que solo los iniciados pueden conseguir el progreso a un estatus espiritual superior, impartiendo un conocimiento secreto exclusivo para ellos.

El libro de Urantia no pretende ser un eficaz objeto de culto, puesto que sus enseñanzas son inalterablemente opuestas a la adoración de cualquier persona, imagen o cosa que no sea directamente Dios y debido a esto enfatiza que en cada uno de nosotros habita el espíritu de Dios, con el fin de ayudarnos en nuestras luchas espirituales; no existiendo autoridad espiritual humana. Hasta ahora no he encontrado ningún lector que tenga El libro de Urantia como objeto de culto. Los lectores honran el libro por las verdades que contiene, pero también buscan la verdad en donde quiera que la puedan encontrar. No existe nadie con autoridad, solo Dios y la forma como El se revela a cada uno de nosotros. No es el propósito de los lectores de El libro de Urantia establecer una gran organización Cristiana, ni mucho menos un culto. Los lectores estamos inclinados a permanecer en nuestras respectivas iglesias, cultos u organizaciones espirituales, a no hacer proselitismo, ni tratar de polemizar para convertir a otros. No existen enseñanzas místicas ni ocultas destinadas a algunos iniciados o escogidos. Además, el libro no tiene conexión alguna con ningún grupo esotérico u ocultista. El libro de Urantia no salió de ningún grupo espiritualista determinado, ni iglesia, ni es el resultado de una organización filosófica o religiosa humana. El libro de Urantia enseña que no nos salvaremos por lo que sabemos, sino por Quien lo sabemos, el amoroso Padre de toda la humanidad.

¿Qué puede hacer por mí?

Espere un desafío intelectual y espiritual impredecible. En la medida en que usted reflexiona, a través de la lectura, encontrará que la experiencia de su vida comenzará a llenarse de una más completa coherencia. Al ir pasando el tiempo, espere ver los esfuerzos de la humanidad, el desarrollo de la ciencia, las luchas de la religión, la dedicación de la filosofía y la historia singular de nuestro planeta dentro de una estructura intelectual mucho más unificada. Así como ponga en práctica las enseñanzas de El libro de Urantia en su vida, espere ganar una vida provechosa que haga de cada día una aventura en servicio y descubrimientos. Espere estar confortado con el espíritu que asegura que el Padre celestial lo conoce a usted personalmente, lo ama y protege su alma como si fuera su único hijo en toda la creación.

Desde luego que una pregunta de gran interés es: "¿Qué puede El libro de Urantia hacer por mí?" Estas enseñanzas demandan que dediquemos nuestra vida a averiguar cuál es la voluntad del Padre del cielo y que nos consagremos nosotros mismos al servicio desinteresado de la humanidad. Aquel que se atreva a vivir así nunca permanecerá igual. En su análisis final, El libro de Urantia puede hablarle o no a usted. Si resultara no ser para usted, sólo habrá arriesgado un poco de tiempo con tan fascinante libro. Por otra parte, si las verdades de El libro de Urantia encuentran respuesta en su corazón, su vida puede haber cambiado para siempre. No es necesario decidir por anticipado si lo que usted lee en el libro es verdadero, simplemente tome el tema y léalo como una ficción. El libro contiene algo para cada persona que esté dispuesta a examinar sus páginas.

Cómo iniciar la lectura.

Ante todo provéase de un ejemplar en su librería local.

Una vez tenga el libro, seleccione algunos temas. El libro contiene tanto material que lo mejor puede ser comenzar la lectura de los temas en los que usted ya esté interesado. Aun cuando el prefacio es normalmente el punto lógico para iniciar la lectura de un libro, debe tenerse en cuenta que en el caso de El libro de Urantia el prefacio es primordialmente un glosario de conceptos difíciles. No sería un error comenzar con la sección de la Vida y Enseñanzas de Jesús, en la página 1332. Otros temas excelentes son:


El Padre Universal: pp. 21 a 72.
Algunos Ángeles: pp. 310 a 318, 432 a 439, 547 a 558.
La Rebelión de Lucifer: pp. 601 a 620, 741 a 762.
Adán y Eva: pp. 821 a 854.
Evolución: pp. 360 a 365.
Gobierno en un Planeta Cercano: pp. 808 a 820.
Matrimonio y Familia: pp. 913 a 943.
Oración, Fe, Religión: pp. 994 a 1013, 1086 a 1142.


Una vez comience a leer El libro de Urantia, usted puede tener la necesidad de compartir su experiencia con otros. Aunque hay diversos grupos de socios, es difícil discutir El libro de Urantia sin mencionar La Confraternidad de Lectores del Libro de Urantia, el primero y, con mucho, el más grande grupo de lectores. La Confraternidad es una organización de miembros que corrientemente tiene varios cientos de grupos de estudio de El libro de Urantia alrededor del mundo, la mayoría de los cuales se reúnen semanalmente en hogares particulares para discutir el libro. Usted puede ponerse en contacto con ellos para ubicar el grupo de estudio más cercano. No hay nunca imposición de asistir, ni obligación alguna, cualquiera que ésta sea. Usted puede escribir a la Confraternidad a esta dirección: 529 Wrightwood, Chicago, Il. 60614 U.S.A, o llamar al teléfono (312) 327-0424.   Será afectuosamente bienvenido

Para este escritor, con el descubrimiento de El libro de Urantia comenzó una aventura irreemplazable y única en su género. Yo espero que pueda ser lo mismo para usted."Los acontecimientos del tiempo y las luchas de la existencia material no son otra cosa que el andamio transitorio que tiende un puente hacia el otro lado, hacia la tierra prometida de la realidad espiritual y la existencia celestial."

"Hay en la mente de Dios un plan que involucra a cada criatura de todos sus vastos dominios, y este plan consiste en un propósito eterno de oportunidades ilimitadas, progreso sin límites, y una vida sin fin. ¡Y los tesoros infinitos de esa carrera tan inigualable son vuestros con solo luchar!"  - El libro de Urantia, pp. 364, 365

 

                               ****************************

HISTORIA Dr. William Sadler

 

En este escrito el Dr. William Sadler, quien fue la persona que trabajó en unión con el humano a través del cual se transmitieron los Documentos de la 5ta Revelación , nos cuenta desde el principio como ocurrieron algunos fenómenos mientras las Personalidades de contacto, *Los Reveladores* fueron entregando las verdades que en la actualidad leemos en El Libro de Urantia. Nélida

Historia

 

                    Por: Dr. William S. Sadler. 1960

Varios miembros de este grupo que participó en los "contactos" preliminares que llevaron a la aparición de los Documentos de Urantia tenían una experiencia considerable en la investigación de fenómenos psíquicos. Este grupo llegó rápidamente a la conclusión de que los fenómenos relacionados con la personalidad, que más tarde fue asociada con los Documentos de Urantia, de ninguna manera eran similares a cualquier otro fenómeno psíquico conocido, como la hipnosis, escritura automática, clarividencia, trances, telepatía, Mediación espiritista o doble personalidad.

Cabe aclarar que los antecedentes de los Documentos de Urantia no fueron asociados de ninguna manera con el comúnmente conocido espiritismo -sesiones de comunicación con espíritus de seres humanos fallecidos.

Actividades de contacto que precedieron a los Documentos de Urantia

Pareciera que durante los primeros años, nuestros amigos invisibles se ocuparon de probar extensivamente a la Personalidad de Contacto, ensayando la técnica de comunicación, seleccionando a los Comisionados de Contacto, y de hecho, disponiendo de manera general el escenario para la subsiguiente presentación de los Documentos de Urantia.

Durante esos primeros años se nos introdujo a muchos conceptos nuevos, y de alguna manera extraños para nosotros, sobre el universo de universos y lo que concierne al hombre y su vida en la tierra.Entre estas numerosas ideas nuevas sobre cosmología y filosofía, las siguientes pueden mencionarse:

1 Un nuevo concepto de un cosmos extenso.

2 Millones de otros planetas habitados.

3 Introducción a un gran número de diversas y variadas personalidades celestes.

4 Confirmación del origen evolucionario de la humanidad, inclusive, de un cosmos evolucionario.

5 Indicación de múltiples Deidades Creadoras.

6 Examinación tentativa de nuestros conceptos teológicos. Determinación paciente de cuán lejos podíamos llegar en la modificación de nuestras creencias teológicas y opiniones filosóficas.

7 Sin percatarnos, nuestra visión y actitud religiosa fundamental habían sido cambiados considerablemente durante los últimos veinte años.

8 Nos habíamos familiarizado con términos tales como "Primera Fuente y Centro", "Havona", "superuniversos" y el "Ser Supremo", pero teníamos una idea muy exigua sobre el significado real de estos nombres.

9 También habíamos escuchado palabras como "Espíritus Rectores", "espacio exterior" y "Directores de Poder". Pero, de nuevo, entendíamos muy poco su significado. También supimos de numerosas órdenes de ángeles.

10 Escuchamos sobre los "Ajustadores del Pensamiento", pero nuestro concepto en cuanto al significado del término era vago e indefinido.

11 Habíamos adquirido un concepto impreciso del nivel morontial de existencia, pero nunca escuchamos que se usara la palabra morontia hasta que los Documentos empezaron.

12 Los seres intermedios eran muy reales para nosotros, platicábamos frecuentemente con ellos durante nuestros varios "contactos." Comprendimos plenamente que los seres intermedios secundarios supervisaban los contactos.

13 Escuchamos algunas cosas acerca de la rebelión de Lucifer, pero tuvimos poca información sobre Adán y Eva.

14 Tuvimos la impresión de que hubieron razones especiales para el otorgamiento de Jesús en Urantia, pero teníamos poca, si no es que ninguna idea, de la naturaleza de estas razones no reveladas.

15 Escuchamos referencias ocasionales a la vida y enseñanzas de Jesús, pero fueron muy cuidadosos al introducir cualquier concepto nuevo respecto al otorgamiento de Micael en Urantia. Los documentos sobre Jesús fueron la sorpresa más grande de toda la Revelación de Urantia.

16 Aunque no escuchamos el término "Cuerpos de la Finalidad", captamos una vaga idea de que el Paraíso podía ser el destino de los mortales sobrevivientes.

Nuestros amigos superhumanos pasaron entonces más de dos décadas extendiendo nuestros horizontes cósmicos, ampliando nuestros conceptos teológicos y expandiendo nuestra filosofía en general.

Nunca nos percatamos de cuánto se había expandido nuestro pensamiento religioso hasta que los Documentos empezaron a llegar. Conforme la Revelación progresó, llegamos a apreciar más plenamente cómo habíamos sido preparados para la vasta alteración de nuestras creencias religiosas, por estos contactos preliminares que se extendieron por un período mayor a veinte años de pre-educación.

Nuestro entrenamiento de aprendizaje para el subsiguiente servicio relacionado con la presentación de los Documentos de Urantia se facilitó por el hecho de que, excepto por los contactos con los seres intermedios, ningún contacto fue igual a otro. Rara vez nos encontramos con las personalidades visitantes en más de una ocasión. Cada contacto era totalmente diferente a cualquier otro que hubiera sucedido antes. Toda esta experiencia fue un entrenamiento educativo extensivo y liberal, que nos preparó para la expansión de nuestra cosmología, teología y filosofía; sin mencionar nuestra introducción a nuevas ideas y conceptos relacionados con un vasto número de temas más mundanos.

Las limitadas discusiones de la vida y enseñanzas de Jesús durante estos contactos pre-revelatorios pueden explicarse por el hecho de que los seres intermedios tenían ciertas dudas en cuanto a qué tanta autoridad tenían en estos asuntos, como mostraron después, cuando todo un año se consumió para aclarar su derecho a contar nuevamente la historia del otorgamiento de Micael.

Aquellos de nosotros que en un principio atendimos estas guardias nocturnas nunca sospechamos que estábamos en contacto con algo sobrenatural.

Durante estos primeros años, todas nuestras observaciones e investigaciones fracasaron totalmente en revelar la técnica de reducir mensajes a escritura.

Cómo iniciaron los Documentos de Urantia

Después de alrededor de veinte años de experiencia de contacto, un supuesto estudiante-visitante, hablando a través del sujeto durmiente y en respuesta a una de nuestras preguntas dijo en una de estas vigilias nocturnas: "Si en verdad supieran con lo que están en contacto, no harían estas preguntas tan triviales. Más bien harían preguntas que pudieran ofrecer respuestas de valor supremo para la raza humana."

Esto fue algo impactante, así como un ligero reproche, y ocasionó que todos nosotros viéramos esta experiencia singular de una manera nueva y diferente. Más tarde en esa noche, uno de nuestro grupo dijo: "Ahora lo han pedido, hagámosles preguntas que ningún ser humano puede contestar."

Cómo comenzó el Foro.

El Dr. William S. Sadler, miembro de este grupo inicial de observadores e investigadores, relata la siguiente historia acerca del origen de este grupo de individuos interesados, que luego se le conoció como el "Foro."

Nos dice: "En mi camino a la Universidad de Kansas para dar unas conferencias sobre psicología Gestalt, le escribí una carta a mi hijo diciendo que en mi opinión los doctores deberían mantener contacto con sus antiguos pacientes. Sugerí que consultara con su madre la posibilidad de invitar a algunos de nuestros viejos amigos para una o dos horas de discusión informal e intercambio social los domingos por la tarde".

"Cuando regresé a Chicago un domingo por la mañana, me encontré con que mi esposa había invitado a un grupo de antiguos pacientes para vernos en nuestra casa esa misma tarde a las tres. El plan era conducir estas reuniones dominicales más o menos de la siguiente manera: Primero tendríamos una plática sobre algún tema de salud, cosas como el tratamiento del catarro común, la causa y cura de la preocupación; y entonces, después de una taza de té, entablaríamos discusiones informales, preguntando y respondiendo preguntas".

"Conforme pasó el tiempo, este grupo se convirtió en una reunión cosmopolita, que consistía de hombres y mujeres profesionales -doctores, abogados, dentistas, ministros, maestros- junto con individuos de todo tipo -granjeros, amas de casa, secretarias, oficinistas y trabajadores comunes-."

Introducción del Foro a los "Contactos".

El doctor continúa con su narración: "Así, me pidieron que diera una serie de pláticas sobre "Higiene Mental", o "Fenómenos Psíquicos." Al inicio de mi primera plática, dije: "Con una o dos excepciones, todos los fenómenos psíquicos que he investigado han resultado fraudes, conscientes o inconscientes. Algunos fueron fraudes deliberados, otros fueron esos casos peculiares en los que el sujeto fue víctima de los engaños de su propia mente subconsciente."

"No había dicho más que esto, cuando uno de los del grupo dijo: "Doctor, si usted ha entrado en contacto con algo que no ha podido resolver, sería interesante, háblenos más sobre ello."

"Le pedí a la Dra. Lena que fuera por unas notas que había tomado en un "contacto" reciente y que las leyera al grupo. Debe quedar entendido que hasta este momento no había secretos en relación con el caso. Los Documentos de Urantia no habían empezado a aparecer."

"Fue más o menos por este tiempo que el grupo que se reunía en nuestra casa los domingos por la tarde comenzó a ser llamado el ‘Foro’."

"El grupo manifestó tanto interés por este caso que ya no pude dar alguna otra plática de salud, así como se había planeado."

"Fue durante este periodo de discusiones informales semanales cuando se nos presentó el reto sugiriendo que si hacíamos preguntas más serias podríamos conseguir información de valor para toda la humanidad."

El Foro comienza a hacer preguntas

"Le contamos al Foro todo sobre esto y los invitamos a que nos acompañaran en la preparación de las preguntas. Decidimos empezar con preguntas referentes al origen del cosmos, Deidad, creación, y otros temas que estuvieran mucho más allá del conocimiento actual de la humanidad."

"El domingo siguiente varios cientos de preguntas se presentaron. Separamos todas estas preguntas, descartamos duplicados, y de manera general, las aclaramos. Poco tiempo después, en respuesta a estas preguntas, el primer documento de Urantia apareció. Cuando los Documentos aparecían, las preguntas, de la primera a la última, desaparecían."

"Este fue el procedimiento que se siguió durante los muchos años de recepción de los Documentos de Urantia. Si no había preguntas, no había Documentos."

El Foro se convierte en un grupo cerrado

Por esas fechas, el Foro, tal como se le conocía, fue cancelado. Se nos dieron instrucciones para formar un "grupo cerrado", requiriendo que cada miembro firmara un juramento de secreto, y discutiera los Documentos y todos los asuntos relativos a ellos, solamente con aquellas personas que fueran miembros del Foro.

Se emitieron tarjetas de membresía, y la asamblea constitutiva contó con treinta miembros. La fecha de esta organización fue septiembre de 1925. Diecisiete de estos miembros fundadores aún viven (1960).

Los individuos que tenían la responsabilidad de reunir las preguntas y comparar el texto escrito a máquina con el manuscrito original, llegaron a ser conocidos como los "Comisionados de Contacto." A partir de esa fecha, solamente estos Comisionados de Contacto presenciaron "contactos" y recibieron comunicaciones escritas a través de la personalidad de contacto.

De vez en cuando, nuevos miembros eran recibidos en el Foro, después de ser entrevistados por los dirigentes, y de firmar el juramento que firmaron los miembros originales. Este juramento decía: "Reconocemos nuestro juramento de secreto, y renovamos nuestra promesa de no discutir las Revelaciones de Urantia o su contenido con nadie, excepto con los miembros activos del Foro, y de no tomar notas sobre el tema al momento en que se lea o discuta en las sesiones públicas, o de hacer copias o notas de lo que personalmente leemos."

La última reunión del Foro como asamblea tuvo lugar el 31 de mayo de 1942. Durante los 17 años de existencia oficial, el Foro tuvo un total de 486 miembros.

Durante el periodo de la recepción de los Documentos de Urantia, más de 300 personas diferentes participaron en la redacción de estas preguntas genéticas o de origen. Con algunas excepciones, todos los Documentos de Urantia, fueron recibidos en respuesta a estas preguntas.

Cómo recibimos los Documentos de Urantia

Casi todo lo que se sabe o que se puede contar sobre el origen de los Documentos de Urantia se encuentra aquí y allá, en El libro de Urantia. Una lista de dichas referencias se puede encontrar en la parte trasera de la funda del Libro.(N. del T.: no aplica a todas las ediciones)

Veamos brevemente estas citas:

1-Página 1, párrafo 2. Este pasaje se refiere a la dificultad de presentar conceptos espirituales expandidos cuando se está restringido a un lenguaje humano circunscrito, como el inglés.

2-Página 1, párrafo. 4. Una Comisión de Orvontón participó en la revelación y preparó el Prólogo.

3-Página 17, párrafo 1. Al presentar esta revelación de valores espirituales y significados elevados del universo, más de mil conceptos humanos fueron tomados de las mentes de seres humanos del pasado y del presente.

4-Página 16, párrafo 8. Página 1343, párrafo 1. En toda revelación de la verdad, se da preferencia a los conceptos humanos más elevados sobre los ideales y la realidad. Sólo en la ausencia del concepto humano, el conocimiento superhumano se revela.

5-Página 1109, párrafo 4. Los reveladores en pocas ocasiones están en libertad de anticipar descubrimientos científicos. La verdad carece de tiempo, pero las enseñanzas relacionadas con las ciencias físicas y ciertos aspectos de cosmología serán parcialmente obsoletos como resultado de los nuevos descubrimientos que serán aportados por las investigaciones científicas en avance. La cosmología de la Revelación de Urantia no es inspirada. La sabiduría humana debe evolucionar.

6-Página 215, párrafo. 2-9. La pedagogía humana procede de lo sencillo a lo complejo. La Revelación de Urantia comienza con lo más complejo y va a la consideración de lo más sencillo. En lugar de comenzar con el hombre que busca alcanzar a Dios, los Documentos de Urantia comienzan con Dios que se acerca y encuentra al hombre.

7-Página 865, párrafo 6,7. El relato de la función de los seres intermedios en cuanto a iniciar y llevar hasta su término la Revelación de Urantia.

8-Página 865, párrafo 2. Página 1208, párrafo 7. Los seres intermedios siempre se utilizan para el fenómeno de comunicación con seres materiales a través de la técnica de "Personalidades de Contacto." El "sujeto" a través del cual se otorgaron los Documentos de Urantia poseía un Ajustador de Pensamiento muy experimentado. La relativa indiferencia del "sujeto" y la despreocupación respecto al trabajo de su Ajustador fue en todos los sentidos favorable para la ejecución y cumplimiento de este proyecto revelatorio.

9-Página 1256, párrafo 1. La personalidad de contacto era un miembro del Cuerpo de Reserva del Destino de Urantia. Esta fue sólo una de las varias condiciones que favorecieron la donación de la Revelación de Urantia.

10-Página 1008, párrafo 3. La Revelación de Urantia es única ya que es presentada por múltiples autores. La Revelación de Urantia, como sus predecesoras, no es inspirada.

11-Página 32, párrafo 2. Un Consejero Divino "representa la realidad y naturaleza del Padre con autoridad inobjetable."

12-Página 17, párrafo 2. Los reveladores dependen de los Ajustadores residentes y del Espíritu de la Verdad para ayudarnos en la apropiación de la verdad contenida en la Revelación de Urantia.

13-Página 1007, párrafo 1. La Revelación se mantiene en contacto con la evolución. La Revelación se adapta a la época de su donación. Las nuevas revelaciones mantienen contacto con las revelaciones previas.

Cómo no recibimos El libro de Urantia  Lo siguiente es la esencia de esa presentación:

Varios miembros del grupo que participó en los "contactos" preliminares, que llevaron a la aparición de los Documentos de Urantia, habían tenido experiencia considerable en la investigación de fenómenos psíquicos. Este grupo llegó rápidamente a la conclusión de que los fenómenos conectados con la personalidad, que más tarde fue asociada con los Documentos de Urantia, de ninguna manera eran similares a cualquier fenómeno psíquico conocido -como la hipnosis, escritura automática, clarividencia, trances, comunicación con espíritus a través de un médium, telepatía, o doble personalidad.

Cabe aclarar que los antecedentes de los Documentos de Urantia no fueron asociados de ninguna manera con el comúnmente conocido espiritismo- sesiones de comunicación con espíritus de seres humanos acaecidos.

Recientemente un grupo de ministros del norte de Indiana, que estaban involucrados con el estudio del Libro de Urantia, pasaron el día con nosotros y durante la tarde, el Dr. Sadler condujo una discusión de "Cómo no obtuvimos el Libro de Urantia."

FEÓMENOS PSÍQUICOS. ACTIVIDADES INUSUALES DE LA CONSCIENCIA MARGINAL (La mente subconsciente)

1. Escritura automática
2. Parlado Automático

a. Hablar en "lenguas"
b. Médiums en trance
c. Médiums espiritistas
d. Catalepsia.
3. Escuchado Automático- Clari-audiencia
a. Escuchar "voces"
4. Visión automática
a. Estados del sueño (actividad mental de crepúsculo)
b. Visiones- Dramatización automática. Alucinaciones (Sensaciones de "realidades" cambiantes)
5. Pensamiento Automático
a. Miedo Automático- Neurosis por ansiedad
b. Ideación automática- Compulsiones mentales
c. Formación Automática de Juicio u Opinión - Intuición, "corazonadas"
d. Asociación automática de ideas- Premoniciones
e. Adivinación automática- P.E.S. Percepción Extra Sensorial
f. Deducciones automáticas- Auto-engaño - Sueños e hipnosis
6. Recuerdos Automáticos
a. Clarividencia- Asociaciones de memoria automática
b. Telepatía- Lectura de la mente (?) [Signos de interrogación del original]
c. Adivinación de la suerte (bastamente fraudulento)
d. Maravillas musicales y matemáticas
7. Actuación automática
a. Comportamiento automático- (histeria mayor, brujería.)
b. Movimiento motor automático- Compulsiones motoras
c. Manipulaciones automáticas- Episodios maníacos
d. Caminado automático- Sonambulismo
8. Personalización automática
a. Olvido automático- Amnesia
b. Des-asociación automática- Doble y múltiple personalidad
c. Esquizofrenia- Personalidad dividida
9. Estados Psíquicos Combinados y Asociados

Nota: La técnica de recepción de El libro de Urantia en inglés de ninguna manera es paralela o recae sobre cualquiera de los fenómenos de la conciencia marginal antes mencionados.

Razones del silencio con respecto a los detalles del origen de El libro de Urantia.

Entre las varias razones que se nos dieron durante ese tiempo en que se nos pidió no discutir los detalles de nuestras experiencias personales relacionadas con el origen de El libro de Urantia, las dos razones principales fueron las siguientes:

1. Características no conocidas. Hay muchas cosas en relación con la aparición de los Documentos de Urantia que ningún ser humano comprende plenamente. Nadie de nosotros realmente sabe cómo este fenómeno fue ejecutado. Hay numerosos eslabones perdidos en nuestro entendimiento de cómo llegó a aparecer esta revelación en inglés escrito.
Si alguno de nosotros tuviera que decirle a alguien todo lo que realmente conoce acerca de la técnica y métodos empleados a través de los años en la recepción de esta Revelación, dicha narración satisfaría a nadie ya que hay muchos eslabones perdidos.
2. La razón principal para no revelar la identidad de la "Personalidad de Contacto" es que los reveladores celestiales no quieren que un ser humano, cualquier nombre humano, se asocie de alguna manera con El libro de Urantia. Quieren que esta revelación se sostenga por sus propias declaraciones y enseñanzas.

Están decididos a que las generaciones futuras lleguen a tener el libro totalmente libre de cualquier conexión mortal, no quieren un San Pedro, San Pablo, Lutero, Calvino, o Wesley. El libro no lleva siquiera la marca de impresión del impresor que trajo el libro a la existencia.
Recuerden: Se puede apreciar un buen poema, aun si no se conoce al autor. De la misma manera, se puede apreciar una sinfonía incluso si se ignora el compositor.

Los primeros Documentos de Urantia

El primer grupo de Documentos sumó 57. Entonces recibimos una comunicación sugiriendo que las agencias superhumanas y las personalidades responsables de la transmisión de los 57 Documentos se ocuparían de ampliar la revelación y de expandir los Documentos de acuerdo a nuestras nuevas preguntas, puesto que ya podíamos hacer más y más inteligentes.

Este fue el plan: Nosotros leeríamos un Documento un domingo por la tarde y el domingo siguiente se presentaría la nueva pregunta. De nuevo, esta sería separada, clasificada, etc. Este programa cubrió varios años y finalmente resultó en la presentación de los 196 Documentos tal como ahora se encuentran en El libro de Urantia.

La recepción de los Documentos completos

De alguna manera, hubo una tercera presentación. Después de recibir estos 196 Documentos, se nos dijo que la "Comisión Reveladora" se complacería si revisábamos los Documentos una vez más y hacíamos preguntas relacionadas con la "clarificación de conceptos" y la "eliminación de ambigüedades". Este programa, una vez más, cubrió varios años. Durante este periodo se impartió muy poca información nueva. Se realizaron sólo cambios menores a algunos de los Documentos. Algunas cosas se agregaron, otras se quitaron, pero hubo poca revisión o ampliación del texto.

Lo que acaba de ser escrito se refiere particularmente a las Partes I, II, y III de El libro de Urantia. La Parte IV -Los Documentos de Jesús- tuvieron un origen un poco diferente. Una comisión de seres intermedios los produjo y se completaron un año después que los otros Documentos. Las primeras tres partes se terminaron y fueron certificadas en 1934. Los Documentos de Jesús no se entregaron sino hasta 1935.

El retraso en la recepción de los Documentos de Jesús

El retraso de un año en la recepción de los Documentos de Jesús -Parte IV de El libro de Urantia- se puede explicar de la siguiente manera: Los seres intermedios estaban un poco preocupados en cuanto a su participación en el juicio Gabriel vs. Lucifer, aún pendiente en las cortes Universales, y dudaron en completar su proyecto hasta que se les aseguró que tenían autoridad plena para relatar la historia de la vida de Jesús en la tierra.

Después de algunos meses de espera, llegó el mandato de Uversa que ordenaba a los Seres Intermedios Unidos de Urantia a proceder con el proyecto de revelar la historia de la vida y enseñanzas de Micael, durante su encarnación en Urantia, no sólo asegurándoles que no estaban en desacato de las cortes de Uversa, sino que se les otorgaba el mandato de hacer este servicio, y se advertía a cualquier persona relacionada con ello a abstenerse de intervenir con, o de alguna manera estorbar, la ejecución de dicho proyecto.

Y esta es la explicación de por qué los Documentos de Jesús aparecen un año después de que los otros Documentos habían sido completados.

Funcionamiento de los Comisionados de Contacto

Durante estos primeros años, los Comisionados de Contacto recibieron muchas comunicaciones y directrices por escrito. Casi todos estos mensajes tenían una anotación en la parte inferior de la última página que decía: "Para ser destruido con fuego en cuanto aparezcan los Documentos de Urantia ya impresos". El propósito de nuestros amigos invisibles fue prevenir la aparición de una "Apócrifa de Urantia" después de la publicación de El libro de Urantia.

Todo esto fue alentador ya que nos aseguraba que los Documentos de Urantia en algún momento se publicarían. Esto mantuvo nuestras esperanzas durante los largos años de espera.

El hecho de que nunca se contemplara el reemplazo de los miembros de la Comisión de Contacto que podrían perderse por inhabilidad o muerte, nos llevó también a pensar que el libro sería publicado durante la vida de algunos de nosotros.

Los Comisionados eran los custodios del manuscrito de Urantia, por lo que guardaban la copia carbón del texto escrito a máquina en una bóveda contra incendios. También se les encomendó la total responsabilidad de supervisar todos los detalles relacionados con la publicación del libro, asegurar los derechos de autor internacionales, etc.

Se nos instruyó abstenernos de hablar de la identidad de la Personalidad de Contacto y, después de la publicación del libro, hacer alguna declaración, en cualquier momento, sobre si el "sujeto" estaba aún vivo o muerto.

Los Setenta

En 1939 algunos de nosotros pensamos que el tiempo había llegado en que debíamos formar una clase para adentrarnos en un estudio más serio y sistemático de los Documentos de Urantia. Este proyecto se presentó al Foro y cuando se contaron los que deseaban pertenecer a este grupo, nos dimos cuenta que sólo 70 personas deseaban iniciar este estudio. Entonces, por varios años a esta clase se le conoció como "Los Setenta". Dos o tres años antes de la formación de Los Setenta, un grupo informal ya se había estado reuniendo los miércoles por la tarde.

Los Setenta llevaron un estudio sistemático de los Documentos de Urantia desde el 3 de abril de 1939 hasta el verano de 1956, y fueron los precursores de la "Escuela de la Hermandad de Urantia".

Durante estos años, Los Setenta enrolaron a 107 estudiantes.

Los Setenta llevaron a cabo el trabajo de estudiar, escribir tesis, y practicar las enseñanzas durante 17 años. Durante este periodo, ocho comunicaciones escritas fueron entregadas a Los Setenta por el Serafín del Progreso adjunto al gobierno planetario superhumano de Urantia.

El mandato para la publicación

Por fin, el permiso para publicar los Documentos de Urantia fue concedido. La introducción a este mandato dice lo siguiente:

"Consideramos que El libro de Urantia es un rasgo distintivo de la evolución progresiva de la sociedad humana. No está relacionado con el episodio espectacular de una revolución Epocál, aunque aparentemente podría estar calculado para aparecer en el inicio de una revolución semejante en la sociedad humana. El libro pertenece a la era que seguirá inmediatamente al final de la lucha ideológica actual. Ese será el día cuando los hombres estarán dispuestos a buscar la verdad y el bien. Cuando el caos de la confusión actual haya pasado será más factible formular el cosmos de una nueva y mejor era de relaciones humanas. Y es para este mejor orden en los asuntos de la tierra que el libro ha sido preparado".

"Pero la publicación del libro no fue pospuesta para esa (posiblemente) remota fecha. Se contempló una publicación temprana del libro para que éste sea accesible para la capacitación de líderes y maestros. Su presencia también se requiere para llamar la atención de personas con medios quienes podrán entonces proveer los recursos para la traducción a otros idiomas".

A partir de la recepción de estas instrucciones, los Comisionados de Contacto comenzaron la tarea de publicar El libro de Urantia y prepararon planes para su distribución.

Los Documentos se publicaron justo como los recibimos. Los Comisionados del Contacto no tuvieron autoridad editorial alguna. Nuestro trabajo se limitó a "ortografía, mayúsculas, y puntuación."

Antes de la muerte de la Doctora Lena K. Sadler en agosto de 1939, ella había ya recolectado alrededor de veinte mil dólares para el fondo de publicación, los cuales se utilizaron para hacer los tipos y preparar las placas para la impresión del libro.

La Fundación Urantia

Estas placas de El libro de Urantia constituyeron la base para la formación de la Fundación Urantia. Esta Fundación, conformada bajo las leyes de Illinois, fue establecida el 11 de enero de 1950. El primer Consejo se compuso por:

William M. Hales, Presidente
William S. Sadler Junior, Vice Presidente
Wilfred C. Kellogg, Tesorero
Edith Cook, Secretario Asistente.

Se supo que uno de los miembros del Foro con más recursos deseaba contribuir con cincuenta mil dólares para la publicación del libro. Por instrucción, se evitó que así fuera, pues nos dijeron que sería mejor dar a todos los involucrados la oportunidad de contribuir al fondo de publicación

Así, se solicitaron $50,000 dólares para pagar el gasto de imprimir diez mil copias. La respuesta fue inmediata. El monto que se generó fue de poco más de cuarenta y nueve mil dólares. El primer dinero en llegar a la oficina de la Fundación fueron mil dólares del finado Sir Hubert Wilkins, explorador del Ártico.
El Libro fue publicado bajo los derechos de autor internacionales el 12 de Octubre de 1955.

La Hermandad de Urantia

No se pudo evitar que alguna forma de organización fraternal surgiera de las enseñanzas de El libro de Urantia. Todas las personas interesadas pudieron ver que las enseñanzas de Urantia se oponían al esquema sectario de los creyentes cristianos. Era claro que el propósito de la revelación de Urantia no era crear una nueva iglesia.

Así, el 2 de enero de 1955, un grupo de personas que creían en las enseñanzas del libro y que estaban interesados en su proclamación, se reunieron en Chicago y completaron la formación de la organización de la Hermandad de Urantia, una organización fraternal y voluntaria de creyentes de Urantia. Estas personas conformaron el grupo fundador de la Hermandad de Urantia, y fueron 36 en número.

Se elaboraron el acta constitutiva y los estatutos, y desde entonces, numerosas sociedades se han formado a lo largo de los Estados Unidos.

Cuando diez o más personas están familiarizadas, y creen en las enseñanzas del Libro de Urantia, si lo desean pueden ser autorizadas como Sociedad de Urantia. Ser miembros de alguna iglesia u organización fraternal no interfiere para ser miembro de una Sociedad de Urantia.

Los organizadores originales de la Hermandad y sus sucesores debían dirigir la organización durante los primeros 9 años. Después, la Hermandad se dirigiría por acción de la Asamblea de Delegados Trienales compuesto por delegados de varias Sociedades de Urantia.

Los Comités Departamentales de la Hermandad son:

Comité Judicial
Comité de Licencias
Comité de Relaciones Fraternales
Comité de Extensión Nacional
Comité de Extensión Extranjera
Comité de Educación
Comité de Publicación
Comité de Finanzas

Comité de Actividades Varias. Los directores de los Comités, junto con los directivos de la Hermandad, constituyen el Comité Ejecutivo de la Hermandad. El propósito en general de la Hermandad está expresado en el Preámbulo de la Constitución.

Preámbulo

"Debido a que nuestra convicción más solemne es que la comodidad, felicidad, y bienestar del hombre se incrementen a través de la creación de una organización dedicada a los propósitos aquí expresados, mediante la asistencia mutua y la asociación de un cuerpo de personas que trabajan juntas para una causa común, nos unimos como una asociación voluntaria y como fraternidad bajo el nombre de Hermandad de Urantia, y asimismo adoptamos y establecemos la constitución de la Hermandad de Urantia".

Los 36 miembros fundadores formaron el Consejo General, el cual se diseñó para gobernar a la Hermandad durante los primeros nueve años.

La Primera Sociedad de Urantia de Chicago se organizó y el 17 de junio de 1956 le fue otorgada la primera licencia de funcionamiento. La sociedad tenía 34 miembros fundadores. La cantidad de miembros de esta Sociedad actualmente es de 142.

Actividades de la Hermandad de Urantia
En cooperación con la Fundación de Urantia, la Hermandad está abocada en estos momentos a completar el índice de El Libro de Urantia, en realidad, una concordancia. Su publicación se espera para 1961.

Todos estamos interesados en el progreso de la traducción al francés que está en la etapa de revisión final y podría ser publicada a finales de 1961.

La Hermandad recientemente completó la formulación de un Servicio Fúnebre que consiste en pasajes y citas apropiadas seleccionadas de El libro de Urantia.

La Hermandad patrocina un boletín cada cuatro meses, el cual es enviado por el Comité Ejecutivo a todas las Sociedades de Urantia y otras personas interesadas.

La Hermandad promueve la creación de muchos grupos de estudio en todos los Estados Unidos y en otros países. Eventualmente, la mayoría de estos grupos de estudio se desarrollarán en Sociedades de Urantia.

Durante el año pasado, dos Representantes de Área han sido delegados para apoyar las Sociedades de Urantia individuales y realizar visitas periódicas.

En diciembre de 1959, la oficina fiscal del gobierno de los Estados Unidos decretó que la Fundación Urantia, la Hermandad de Urantia, y la Corporación de Hermandad de Urantia estarían exentos de pagar impuestos, y que cualquier contribución a estas organizaciones será deducible de impuestos para los donantes.

El Premio Van, La sección tres del artículo trece de la Constitución de la Hermandad de Urantia dice: "Si en la opinión del Comité Ejecutivo, algún miembro de la Hermandad de Urantia hace o desempeña algún servicio inusual, extraordinario o distinguido, el Comité Ejecutivo presentará al Consejo General el nombre de dicho miembro con la recomendación de otorgarle un premio acorde, o un reconocimiento. Ante la presentación de dicha recomendación, el Consejo General, mediante votación unánime de todos los Consejeros presentes en cualquier junta constituida, puede dar o reconocer a tal individuo dicho premio o reconocimiento por su servicio inusual, extraordinario o distinguido, cuando el Consejo General así lo crea necesario".

La razón para proponer el Premio Van está en la declaración del premio, y dice lo siguiente:

"El discernimiento espiritual y la moral inquebrantable que permitió a Van mantener tal actitud de lealtad incorruptible ante el gobierno universal fue el producto de un pensamiento claro, razonamiento sabio, juicio lógico, motivación sincera, propósito desinteresado, lealtad inteligente, memoria experiencial, carácter disciplinado, y la dedicación inobjetable de su personalidad para hacer cumplir la voluntad del Padre en el Paraíso". La conclusión del premio dice: "En honor a sus muchos años de servicio distinguido y devoto, por parte del movimiento de Urantia".

[Nota: En los años 80’s algunos individuos miembros de la Hermandad de Urantia dejaron de apoyar a la Fundación Urantia, principalmente por causas de tipo secular relacionadas con la distribución de El libro de Urantia. Al poco tiempo se organizó una nueva organización para reemplazar a la Hermandad Urantia: la Asociación Internacional Urantia (AIU), la cual, desde entonces, se encarga de dar servicio a los lectores e individuos interesados en la quinta revelación de época, así como de realizar actividades educativas y otras encaminadas a la difusión del libro.]

Distribución de El libro de Urantia

Al tiempo de la publicación de El libro de Urantia se nos dieron muchas sugerencias con respecto a los métodos que deberíamos emplear para su distribución. Estas instrucciones pueden resumirse de la siguiente manera: Estudien los métodos empleados por Jesús en la introducción de su trabajo en la tierra. Fíjense qué callado trabajó al principio, en muchas ocasiones hasta después de un milagro amonestaba a quienes recibían su ministerio diciendo: "No le cuenten a ningún hombre lo que les ha sucedido". Se nos aconsejó evitar cualquier esfuerzo para alcanzar reconocimiento inmediato y espectacular. Durante los primeros cinco años se han seguido estos métodos. La distribución se incrementa anualmente. A la fecha, más de cincuenta librerías, de costa a costa, distribuyen el libro. La gran mayoría de la Hermandad ha estado de acuerdo con esta forma silenciosa y gradual de presentar el Libro. Sólo unos cuantos individuos han exhibido inquietud y la necesidad de un incremento agresivo en su distribución.
Una cosa debe quedar clara: No se hace nada por interferir con los energéticos y entusiastas esfuerzos de cualesquiera individuos por introducir El libro de Urantia a sus variados contactos y asociaciones humanas.

- Dr. William Sadler, 1960 - William Sadler Jr. 1962